Adicciones

¿Qué son el abuso de sustancias y la adicción?

La diferencia entre el abuso de sustancias y la adicción es muy leve. Abuso de sustancias significa consumir una sustancia ilegal o utilizar una sustancia legal de manera incorrecta. La adicción empieza como abuso, o consumiendo sustancias como la marihuana o la cocaína. Puedes consumir una droga (o alcohol) sin tener una adicción. Por ejemplo, sólo porque Sara haya fumado marihuana unas cuantas veces no significa que tenga una adicción, pero sí que ha consumido una droga, y esto puede conducir a una adicción.

Las personas pueden volverse adictas a todo tipo de sustancias. Cuando pensamos en una adicción, normalmente pensamos en alcohol o en drogas ilegales. Pero las personas pueden volverse adictas a medicamentos, al tabaco, incluso al pegamento. Y algunas sustancias son más adictivas que otras: drogas como el crack o la heroína son tan adictivas, que probarlas una o dos veces puede ser suficiente para que la persona que las consuma pierda el control.

Adicción significa que una persona no puede controlar su deseo de consumir una droga o de beber. Alguien que es adicto a la cocaína, se ha habituado tanto a la droga que no puede dejar de consumirla. La adicción puede ser física, psicológica o de ambos tipos.

Adicción física

Ser físicamente adicto significa que el cuerpo de una persona se vuelve dependiente de una sustancia particular (incluso fumar puede ser adictivo). También aumenta la tolerancia de la persona a esa sustancia, de modo que la persona necesita una dosis cada vez mayor para obtener el mismo efecto. Alguien que es físicamente adicto y deja de consumir una sustancia, como drogas, alcohol o tabaco, experimenta un síndrome de abstinencia. Algunos síntomas del síndrome de abstinencia son diarrea, temblores y sentirse pésimo en general.

Adicción psicológica

La adicción psicológica ocurre cuando el anhelo de consumir una droga es psicológico o emocional. Las personas que son psicológicamente adictas sienten que el deseo de consumir una droga les supera. Pueden mentir e incluso robar para conseguirla.

Una persona cruza la línea que separa el consumo de la dependencia cuando ya no utiliza la droga para divertirse o para “colocarse”, sino que se ha vuelto dependiente de ella. Su vida se centra en su necesidad de la droga. Una persona adicta —tanto si tiene una adicción física como psicológica o ambas— siente que no puede dejar de consumir la droga.

 

Signos de adicción

El signo de adicción más obvio es la necesidad de consumir una determinada droga o sustancia. Sin embargo, hay muchos otros signos que pueden indicar una posible adicción, como los cambios de humor o la perdida o el incremento de peso. (Aunque estos signos pueden también indicar otros problemas, como depresión o trastornos de la alimentación.)

Los signos de que tú o alguien que conozcas puede tener una adicción a una droga o al alcohol incluyen:

Signos psicológicos:

  • consumir drogas o alcohol como una manera de olvidar los problemas o para relajarse
  • retraerse u ocultar secretos a la familia y los amigos
  • pérdida de interés en actividades que antes eran importantes
  • problemas con el rendimiento escolar, como sacar peores notas o faltar a la escuela
  • cambios en las amistades, como salir con amigos que consumen drogas
  • pasar el tiempo pensando cómo conseguir drogas
  • robar o vender pertenencias para pagar las drogas
  • intentos fallidos de dejar de consumir drogas o de beber
  • ansiedad, ira o depresión
  • cambios en el estado de ánimo

Signos físicos:

  • cambios en los hábitos de sueño
  • sentirse débil o encontrarse mal al intentar dejar de consumir la sustancia
  • necesidad de consumir mayor cantidad de esa sustancia para conseguir el mismo efecto
  • cambios en los hábitos de alimentación, incluida pérdida o incremento de peso

Tratamiento de las adicciones

Por desgracia, superar una adicción no es fácil. Dejar las drogas o el alcohol probablemente será una de las cosas más difíciles que hayas hecho en tu vida. No es un signo de debilidad que necesites ayuda profesional de un consejero o psicoterapeuta especialista en adicciones.

Tratamiento de las adicciones

Alcoholismo

El alcoholismo ocurre cuando usted muestra signos de adicción física al alcohol y continúa bebiendo, a pesar de los problemas con la salud física, la salud mental y las responsabilidades sociales, familiares o laborales. El alcohol puede controlar la vida y relaciones de la persona.

Alcoholismo

Cocaína

La cocaína es una droga poderosa que estimula el cerebro. Las personas que la consumen pueden desarrollar una fuerte adicción. Es posible que tengan que consumir cada vez más droga para estimularse. Cuando se consume de forma repetida, la cocaína puede inducir cambios a largo plazo en el sistema de gratificación del cerebro así como en otros sistemas del cerebro.

Cocaína

Cannabis

El abuso de marihuana puede resultar en problemas con la memoria, el aprendizaje y el comportamiento social. A largo plazo, puede conducir a problemas como el cáncer de pulmón y un aumento del riesgo de infecciones. Puede interferir con la familia, la escuela, el trabajo y otras actividades.

Cannabis

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
ASESORAMIENTO INMEDIATO971 717 057