Trastornos alimentarios

Los trastornos alimentarios se caracterizan por un cambio en los hábitos relacionados con la ingestión de alimentos que tienen como consecuencia una alteración en la absorción de la comida y que suponen un impacto tanto en la salud como en la vida social. Aunque dentro de los trastornos alimentarios hay varios tipos, tales como la rumiación, la pica y los atracones, los que tienen más relevancia por su gravedad son la anorexia y la bulimia.

La causa de estos trastornos es múltiple, pues abarca los factores psicológicos, biológicos, emocionales y sociales. Tanto la anorexia como la bulimia están relacionados con problemas de autocontrol y con problemas emocionales.

En cuanto a los problemas emocionales, la baja autoestima, centran su autoconcepto casi exclusivamente en la apariencia y el peso. Estas personas suelen ser perfeccionistas, lo cual supone que los cambios en su cuerpo nunca son suficiente y acaban sintiendo una gran discrepancia entre como son y como les gustaría ser idealmente. Otra característica, es que se focalizan excesivamente en cualquier cambio que se de a este nivel hasta que acaban desarrollando distorsiones respecto a su talla real. Es aquí cuando se inicia un bucle, ya que si hay una distorsión en la imagen corporal, nunca llegaran a su ideal de belleza.

En cuanto a las dificultades de autocontrol, las cuales se dan principalmente en personas bulímicas, hay algunos síntomas similares al deseo de consumir que pueda sentir un adicto o patrones de consumo de alimentos compulsivo.

Causas

Hay varios factores que pueden llevar a desarrollar un trastorno alimentario. Estos son:

Factores psicológicos

  • Baja autoestima
  • Sentimientos de falta de control de su vida.
  • Depresión y ansiedad.

Factores interpersonales

  • Relaciones sociales y familiares problemáticas.
  • Dificultad para expresar sentimientos y emociones.
  • Haber sido ridiculizado por su peso.
  • Historial de abuso físico o sexual.

Factores sociales

  • Estándares culturales de belleza que glorifican la “delgadez”.
  • Atribuir un mayor peso al físico que al interior.

Factores biológicos

  • Tener varios familiares con el mismo trastorno y por tanto predisposición genética.
  • Tener tendencia a la obesidad.
  • sufrir cambios corporales.

 

Curso y pronóstico

Aunque estos trastornos pueden darse en cualquier edad y en cualquier sexo, hay que tener en cuenta que las personas en más riesgo de padecerlo son las chicas adolescentes, pues en este momento suelen tener más presión social relacionada con la imagen y además es el momento en que se dan cambios corporales. En cualquier caso, si se detectan indicios de este problema no debe plantearse como una etapa normal y se debe pedir ayuda a un profesional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies