Trastornos del Estado de Ánimo

Todos sufrimos pequeñas alteraciones del estado de ánimo en nuestra vida diaria, por diversos motivos y dependiendo de multitud de factores. Los trastornos del estado de ánimo van más allá de estas pequeñas variaciones anímicas, interfiriendo en las diferentes áreas de nuestra vida y dificultando un funcionamiento normal.

Los principales trastornos del estado de ánimo son:

Depresión: La depresión se caracteriza por sufrir un estado de ánimo bajo, reducción de energía y disminución de la actividad. La capacidad para disfrutar, interesarse y concentrarse esta reducida y es frecuente un cansancio importante incluso tras un esfuerzo mínimo. El sueño suele y el apetito suelen estar alterados, ya sea por falta o por exceso. La autoestima y la confianza en uno mismo casi siempre están reducidas e incluso en las formas leves, a menudo están presentes ideas de culpa o inutilidad. El estado de ánimo bajo varía poco a poco de un día para otro, no responde a las circunstancias externas y puede acompañarse de pérdida de interés y capacidad de disfrutar de las cosas que normalmente nos gustan, entre otros síntomas.

Distimia: Se trata de una forma de depresión más leve, que dura dos años como mínimo, y que puede ser crónica si no recibe tratamiento. La variedad de síntomas es la misma que en la depresión pero con una intensidad menor.

Otras formas comunes de depresión abarcan:

Depresión Posparto: Consiste en una alteración del estado anímico, de intensidad moderada a grave,  que se presenta después de que la mujer haya dado a luz, pudiendo aparecer poco después del parto o hasta un año más tarde. La mayoría de las veces ocurre dentro de los primeros tres meses después del parto. Los principales síntomas son un estado de ánimo bajo o tristeza la mayor parte del tiempo, junto a otros síntomas comunes a los de la depresión.

Trastorno Disfórico Premenstrual (TDP): Síntomas depresivos que ocurren aproximadamente una semana antes de la menstruación y desaparecen después de menstruar. Se puede presentar labilidad afectiva (cambios de humor; de repente estar triste o llorosa, o aumento de la sensibilidad al rechazo), irritabilidad intensa o aumento de los conflictos interpesonales, estado de ánimo deprimido, ansiedad, tensión, falta de energía e interés, cambios en el apetito y síntomas físicos como dolor muscular y sensación de hinchazón, entre otros.

Trastorno Afectivo Estacional (TAE): es un trastorno del estado de ánimo caracterizado por la presencia de síntomas de depresión durante una cierta época del año, que se asocian especialmente con la falta de luz, y que generalmente se produce en otoño e invierno.

Trastorno Bipolar: El trastorno bipolar es una afección en la cual las personas alternan entre periodos de humor elevado y aumento de la energía y actividad (hipomanía o manía) y periodos de humor bajo y una disminución de la energía y la actividad (depresión).

Una forma leve de trastorno bipolar llamado ciclotimia implica fluctuaciones en el estado de ánimo menos intensas. Las personas con esta forma alternan entre hipomanía y depresión leve.

Otros Trastornos del Estado de Animo. Existen otras alteraciones del estado de ánimo menos comunes, pero igualmente tratables.

En Instituto Carbonell, evaluamos y tratamos todo tipo de trastornos del estado de ánimo, de forma interdisciplinar, adecuándonos a las características y necesidades individuales de cada paciente.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
ASESORAMIENTO INMEDIATO971 717 057