Ansiedad

La ansiedad cumple una función adaptativa en nuestra vida y es una respuesta útil en determinadas situaciones, ya que nos prepara para afrontar el peligro . Sin embargo, cuando la ansiedad se da en situaciones que no son peligrosas, es desproporcionada e interfiere de forma significativa con nuestro día a día, podemos decir que nos encontramos ante un trastorno de ansiedad.

Los principales trastornos ansiosos son:

Trastorno de Ansiedad Generalizada

Se trata de una preocupación crónica y excesiva sobre una amplia gama de temas de la vida cotidiana que la persona es incapaz de controlar. Así pues, esta preocupación se refleja en los siguientes síntomas:

  1. inquietud o impaciencia
  2. fatigabilidad fácil
  3. dificultad para concentrarse o tener la mente en blanco
  4.  irritabilidad
  5. tensión muscular
  6. alteraciones del sueño

 

Trastorno de Pánico

La manifestación esencial son ataques recurrentes de ansiedad grave o miedo intenso (pánico), que no se limitan a ninguna situación en particular y que por tanto son impredecibles. Los síntomas dominantes incluyen un inicio repentino de palpitaciones, dolor torácico, sensación de asfixia, mareo y sensaciones de irrealidad.

En alguno de los ataques ha seguido una preocupación continua acerca de otros ataques de pánico o sus consecuencias (miedo a morir, a perder el control o volverse loco, por ejemplo).

 

Agorafobia

Aparición de ansiedad al encontrarse en lugares o situaciones donde escapar puede resultar difícil (o embarazoso) o donde, en el caso de aparecer una crisis de angustia inesperada o más o menos relacionada con una situación, o bien síntomas similares a la angustia, puede no disponerse de ayuda. Los temores agorafóbicos suelen estar relacionados con un conjunto de situaciones características, entre las que se incluyen estar solo fuera de casa; mezclarse con la gente o hacer cola; pasar por un puente, o viajar en autobús, tren o automóvil.

 

Fobia social

Temor acusado y persistente hacia una o más situaciones sociales o actuaciones en público en las que el sujeto se ve expuesto a personas que no conoce. El individuo teme actuar de un modo (o mostrar síntomas de ansiedad) que sea humillante o embarazoso. Es el miedo a ser examinado por otras personas, lo que conduce a evitar situaciones de encuentro social.

 

Trastorno Obsesivo Compulsivo

La característica esencial de este trastorno es la presencia de pensamientos obsesivos o actos compulsivos recurrentes. Los pensamientos obsesivos son ideas, imágenes o impulsos que irrumpen una y otra vez en la mente de la persona. Casi siempre son molestos, por lo que se intenta sin éxito, resistirse a ellos.

Los actos compulsivos o rituales son comportamientos que se repiten una y otra vez. Estos no son por sí mismos placenteros, ni tampoco son útiles. Así pues, su función es prevenir algún hecho objetivamente improbable, que suele referirse a recibir algún daño de alguien o dañar a alguien.

 

Trastorno de Estrés Post-traumático

Surge cuando la persona ha experimentado o presenciado un acontecimiento traumático. Las características típicas incluyen episodios repetidos de volver a vivenciar el trauma en forma de recuerdos molestos “flashbacks”, sueños o pesadillas aún y los esfuerzos de la persona para evitar revivirlo. Debido a ello, la persona evita o trata de evitar situaciones que le recuerden al suceso traumático. Quien padece este trastorno puede experimentar también síntomas como dificultad para conciliar el sueño, arrebatos de ira, dificultad para concentrarse, hipervigilancia y reacción de sobresalto exagerada.

 

Fobias Específicas

Temor acusado y persistente que es excesivo o irracional, desencadenado por la presencia o anticipación de un objeto o situación específicos (p. ej., volar, precipicios, animales, administración de inyecciones, visión de sangre). Al estar en esa situación, le provoca casi invariablemente una respuesta inmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de una crisis de angustia situacional o más o menos relacionada con una situación determinada. Una vez pasada la situación, la persona reconoce que este miedo es excesivo o irracional.

 

Trastorno de ansiedad por separación

Este trastorno consiste en un miedo o una ansiedad excesivas relacionados con la separación de la figura de apego. Esto supone malestar al saber que se tiene que separar de esa persona, tener pesadillas sobre el tema, estar muy preocupado por que les pueda pasar algo malo, al igual que por pensar que pueden secuestrarlo. Además, la persona siente rechazo a salir de casa, a estar solo y a dormir en otra casa. Por otra parte, se pueden dar síntomas fisiológicos como dolor de cabeza, nauseas, vómitos etc.

 

Mutismo selectivo

Consiste en el fracaso a la hora de hablar en situaciones sociales en las que se espera que lo haga aunque suela hablar en otras situaciones. Así pues, el déficit no es debido a algún trastorno de la comunicación ni a la falta de dominio del idioma que se habla. Todo esto interfiere con la vida de la persona, tanto a nivel escolar, laboral, como social

 

Trastorno adaptativo

Se define como un malestar emocional producto de un cambio biográfico significativo ( separación de los padres, emigración…) o un acontecimiento vital estresante. Los síntomas principales son: humor depresivo, ansiedad, preocupación (o una mezcla de todas ellas); sentimiento de incapacidad para afrontar los problemas, de planificar el futuro o de poder continuar en la situación presente y un cierto grado de deterioro del cómo se lleva a cabo la rutina diaria. En los niños los fenómenos regresivos tales como volver a tener enuresis nocturna, utilizar un lenguaje infantil o chuparse el pulgar suelen formar parte del cortejo sintomático.

 

Otros Trastornos de Ansiedad

Existen otros trastornos de ansiedad menos comunes pero igualmente tratables. Pueden presentarse junto a síntomas depresivos y obsesivos entre otros.

 

Causas

Hay varios factores que influyen en la aparición de trastornos ansiosos. Estos son:

Biológicos

  • neurotransmisores: elevación de la noradrenalina e hipersensibilidad de los receptores de serotonina.
  • Genética: los estudios indican cierta base de transmisión familiar.

Psicológicos

  • percepción de que algo es peligroso cuando no lo es.
  • Anticipación constante de consecuencias negativas de los actos.
  • Expectativas de incontrolabilidad.

 

Curso y pronóstico

La ansiedad generaliza es uno de los trastornos mentales que se da en un mayor número de personas. El trastorno de ansiedad más común es la fobia específica ( entre el 10 y el 11%). La cronicidad de estos trastornos varía en cada uno, siendo el trastorno de ansiedad generalizada uno de los trastornos más difíciles de tratar.

En Instituto Carbonell, evaluamos y tratamos todo tipo de trastornos de ansiedad, de forma interdisciplinar, adecuándonos a las características y necesidades individuales de cada paciente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies